martes, 3 de julio de 2018

A tiempo de morir

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Algunas cuentas sobre la escena de la madre en la película 'In Time'.

Que la industria del cine nos engaña, no es ninguna novedad. Parte de lo que llaman "la magia del cine" consiste precisamente en esto. Sin embargo, hay veces en que un mal engaño hace chirriar la mente de un físico loco como el que os escribe que, además, sale muy de vez en cuando a correr.


Este finde volví a ver la película "In Time". Dejando a un lado la crítica cinematográfica (no quisiera cebarme hablando sobre insulsos tópicos clasistas), el drama de la historia se desata - ¡ALERTA SPOILER! - cuando la madre del protagonista muere al quedarse sin tiempo.

Los cimientos de la desdicha son los siguientes: en una sociedad en la que el dinero ha sido sustituido por tiempo de vida, la madre del protagonista espera volver a su casa con los recursos justos (una hora, que es el precio del billete de un autobús, más media hora para el viaje y no ir apurada). La idea es que cuando se encuentre con su hijo en destino, éste le recargue el tiempo que necesite para no quedarse a cero (momento en el que los personajes de esta historia mueren).

Trágicamente, el precio del billete se duplica sin previo aviso (por motivos importantes para la trama, pero no para este análisis), de manera que la madre no tiene dinero para pagarlo. En este momento dispone sólo de hora y media de vida, pero el viaje a pie son, según comenta, dos horas, por lo que deduce que va a morir. Y aunque intenta correr para evitarlo, no escapa a la serena caricia de la parca.


Repasemos los datos: se empieza con un saldo inicial de hora y media (insuficiente para pagar el autobús ahora, pero suficiente para hacerlo cuando costaba sólo una hora y para el viaje). De lo anterior deducimos que el viaje en autobús no podía durar más de 30 minutos (en caso contrario, la madre hubiera estado condenada desde el inicio). Por otra parte, se dice que el destino está a 2 horas andando. Comunmente se considera que la velocidad andando son de 5 km/h, por lo que es bastante apropiado estimar la distancia total en 10 km.

La mujer tiene para pagar 3/4 partes del viaje, por lo que vamos a descartar la perturbadora idea de que hubiera paradas intermedias, con precios de viaje reducidos que podría pagar y acortar distancia.

Una persona en forma puede correr los 10 Km en una hora, por lo que a esa persona le sobra aún media hora para tomarse algo en la estación cuando llegue. Si no se está en forma, la velocidad baja y la podemos mantener durante menos tiempo, pero es fácil llevar una velocidad media de 8 Km/h (más aún si estamos motivados con nuestra propia vida en juego). Hay que tener en cuenta que en la trama los protagonistas no envejecen a partir de los 25 años, y aparentemente no parece que ninguno haya descuidado su forma física.

Si la madre echa a correr a sus modestos 8 Km/h, haría el trayecto completo en 01:15 (10 Km / 8 Km/h), por lo que aún le sobrarían 15 minutos para recuperar el aliento. Es más, podríamos preguntarnos a qué velocidad media tendría que ir para llegar "justito", y la respuesta a esa pregunta son unos tristes 6,67 Km/h. Esto es andar un poco rápido, ninguna proeza deportiva, desde luego. Esta tarde yo mismo he venido andando bajo la solanera y he tenido 6,4 Km/h de media.


Pero hay más: en la película el hijo corre hacia ella. ¿Cuándo ocurre esto? Cuando llega el autobús al destino y ve que no está su madre en el interior. Esto sucede, según hemos comentado, a la media hora desde que sale del origen (como mucho).


Echando cuentas se puede ver que si tanto el chico como la madre corren (aunque no vayan demasiado rápido ninguno de los dos) se encuentran a los 23 minutos desde que llega el bus al destino, los que les deja a ambos casi 40 minutos para contarse qué tal el día y traspasarse fondos. Es más, si tampoco aprecian sus vidas tanto como para correr, podrían ir andando y también se encontrarían cuando en el reloj de la madre quedasen aún 15 minutillos.


En resumen: a pesar de la pose trágica de la madre, a no ser que ésta se rompiese un tobillo o se fuera de juerga en lugar de volver directamente a casa, las posibilidades de que muriese por falta de tiempo eran realmente escasas.

Y hasta aquí la entrada de hoy sobre fallos obvios de películas que a nadie le importan. Más contenido de calidad, pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Querido astarothista!,

Si te ha gustado la entrada y quieres dejar constancia de ello, tienes alguna sugerencia para completarla o corregirla, quieres mostrar tu opinión respecto a algo de lo que se haya hablado en esta entrada (con respeto) o simplemente quieres dejarme un mensaje a mi o a la comunidad, no dudes en comentar ;)!

Recuerda que también estamos en Facebook y en Google+.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...