viernes, 26 de agosto de 2011

Quién vigila a los vigilantes?

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Cuándo nos pueden impedir hacer fotos?
  • Cuándo nos pueden borrar nuestras fotos?
  • Cuándo nos pueden echar por hacer fotos?

Esta tarde he leído un artículo interesante que ha publicado AEFONA (la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza). En él se puede leer que en muchos casos los vigilantes no tienen derecho a impedirnos ejercer nuestra actividad fotográfica.

Me ha parecido especialmente interesante porque últimamente he tenido dos experiencias desagradables relacionadas con el tema: la primera fue en el Metro de Madrid hace algún tiempo, y la segunda ha sido hoy mismo en el parque empresarial en el que trabajo.

En el caso del Metro de Madrid, se supone que los guardias de seguridad velaban por mi seguridad (y hasta cierto punto me pareció bien su forma de actuar). Estaba en un sitio con relativo "riesgo" (cerca de las vías, pero sin cruzarlas) y me llamaron la atención. Lo que no me pareció tan bien fue que me borraran las fotos (incluso las tomadas fuera de la estación en la que se produjo el "incidente"). Según el artículo de AEFONA:

¿Pueden las fuerzas del orden hacernos borrar las imágenes de nuestra tarjeta de memoria o velar el carrete?

NO. Bajo ningún concepto. El único que puede ordenar la destrucción de la propiedad decomisada es un juez. Y para eso antes tiene que ser decomisada y por tanto constar en un informe y existir una denuncia. La tarjeta de memoria es propiedad privada así como lo es un carrete.

El incidente de hoy corresponde al caso de la propiedad privada con libre acceso, que según AEFONA se rige por el siguiente párrafo:

Puede un vigilante, guardia de seguridad, etc. impedirme hacer fotografías en un recinto privado, por ejemplo, un centro comercial?

Tema interesante… un centro comercial es un recinto privado que pertenece a una empresa, pero… mientras está abierto al público y no se requiere de identificación para entrar, tiene la condición de recinto público, así que se aplica el punto anterior [en un recinto público no pueden impedirte realizar fotografías].

En mi caso me hallaba realizando fotografías del parque empresarial La Finca, en Pozuelo de Alarcón, un lugar de un diseño exquisito basado en los edificios de oficinas cúbicos de ventanas de espejo, olivos y fuentes. Cuando me pillaron haciendo fotos me obligaron amablemente a cesar mi actividad y a no volver a sacar mi cámara dentro del parque empresarial. En este caso no me obligaron a borrar las fotos, aunque me amenazaron con hacerlo si volvía a intentarlo.

En cualquier caso, hoy os puedo mostrar las tomas que saqué, que evidentemente tienen un fin artístico y no persiguen encontrar un fallo en el sistema de seguridad del parque empresarial, ni están mínimamente relacionadas con el espionaje industrial, ni nada por el estilo que pudiera ir contra los intereses del recinto.



Las fotos están realizadas con la cámara compacta (ahora que no tengo otra... sniff, sniff...) y editadas quizá de forma demasiado agresiva (estas fotos hubiesen ganado mucho si las hubiera realizado con la reflex y editado el RAW para darle un toque sutil de HDR).

Al menos tuve la suerte de no haber perdido las fotos, como me pasó en la primera anécdota.

1 comentario:

  1. ¿Te borraron las fotos y no ofreciste resistencia?, ¡qué fácil va a ser robarte la espada!, jaja

    Las imágenes con la cámara compacta, están geniales, deja de quejarte, o también te la robo, trapalleiro :P

    ResponderEliminar

Querido astarothista!,

Si te ha gustado la entrada y quieres dejar constancia de ello, tienes alguna sugerencia para completarla o corregirla, quieres mostrar tu opinión respecto a algo de lo que se haya hablado en esta entrada (con respeto) o simplemente quieres dejarme un mensaje a mi o a la comunidad, no dudes en comentar ;)!

Recuerda que también estamos en Facebook y en Google+.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...