jueves, 25 de noviembre de 2010

Gota a gota

Hoy, como ya hiciera y registrara debidamente antes :p, me he puesto a jugar con el agua :p! En esta ocasión, en vez de irme directamente a un grifo, me he hecho con una pipeta y me he puesto a jugar con los contraluces, utilizando como fondo mi casi tan conocida como profesional caja de luz :p!

Estos son algunos de los resultados:










 El proceso de revelado en sí conlleva cierto riesgo de alterar la foto original, puesto que "revelar" (en el contexto digital) es "interpretar los datos en bruto del sensor" y no hay una interpretación única de los mismos (depende de las curvas de color que apliques, etc.). Sin embargo, estas fotos han sido reveladas con las curvas que casi recuperan el resultado por defecto de la propia cámara, por lo que se podría considerar que no han sido post-procesadas.


Sobre el proceso de revelado digital

A veces, como en el párrafo anterior, parece que me cuesta decir que unas fotos digitales "no han sido retocadas", cuando creo que tengo motivos más que justificados para asegurarlo, pero la razón para dudar es la siguiente:

Aquí hay un largo debate abierto, casi filosófico :p! Toda foto es una INTERPRETACIÓN en base a unos parámetros de la proyección de la realidad. Ni siquiera el JPEG básico que da la cámara se puede considerar como un referente absoluto, puesto que en esa imagen ya se han interpretado los datos del sensor con un balance de blancos dado, unas curvas de color, etc. que puedes modificar desde la propia cámara.

En fotografía digital se podría considerar que SIEMPRE estas "procesando digitalmente" la imagen.

En fotografía analógica no es muy distinto, solo que en ese caso los parámetros que interpretan los datos (la información lumínica) que le llegan a la cámara están más fijados por el diseño de la cámara y de la película, no se pueden variar a tu antojo de manera flexible en cualquier momento (incluso después de tomar la foto), como en el caso digital.

Así que ahí está el dilema. Si disparas digitalmente en RAW (directamente los datos del sensor), luego tienes que "revelarlo" (digitalmente) y eso implica interpretar los datos (a posteriori de hacer la foto). Yo considero que no hay retoque si el resultado no dista mucho del JPEG que da la propia cámara, pero siendo consciente de que ese JPEG está influenciado por los parámetros de interpretación configurados en su día, los cuales no son, ni mucho menos, los únicos admisibles.

2 comentarios:

  1. Hombre, el procesado de la RAW también lo puedes comparar al clásico revelado analógico en el que se podía dejar más tiempo o menos a revelar o incluso darle más tiempo a un lado del papel que a otro.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rarok!

    Sí y no, porque es verdad que con el revelado digital tienes mucho más margen para llevar a la foto a cosas que no se parezcan en nada a la original :p! Hay programas de revelado muy completos, como el que uso yo (RAW THERAPEE), en los que se desdibujan los límites entre revelado y post-procesado.

    De todas formas, sería partidario de llamar "retoque analógico" al revelado no uniforme por zonas (que es todo un arte, según vi en su día, yo no entiendo mucho del tema...).

    ResponderEliminar

Querido astarothista!,

Si te ha gustado la entrada y quieres dejar constancia de ello, tienes alguna sugerencia para completarla o corregirla, quieres mostrar tu opinión respecto a algo de lo que se haya hablado en esta entrada (con respeto) o simplemente quieres dejarme un mensaje a mi o a la comunidad, no dudes en comentar ;)!

Recuerda que también estamos en Facebook y en Google+.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...