viernes, 23 de junio de 2017

Des-pa-cito

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Slow Motion con SAMSUNG Galaxy S7 Edge.

¡Mwaaajaja!, si has entrado buscando la horrible canción homónima a esta entrada, ¡te has equivocado de sitio, majo! Sabéis que en Astaroth's World nos gusta el buen Heavy Metal, pero además nos gustan también bastante los gadgets electrónicos.

Como os comentaba en la última entrada, ha caído en mis manos un SAMSUNG Galaxy S7 Edge, y su cámara lenta a 240 fps, permitiendo reproducir a 1/8 de su velocidad a 30 fps, me tiene bastante asombrado. Os dejo una colección de vídeos bastante cortitos a cámara lenta que he ido haciendo estos días.




Y como bonus track os dejo una prueba de la cámara lenta de mi antiguo SAMSUNG Galaxy Note 4 (también permitía grabar a 1/8 de velocidad, pero sólo a 120/8 = 15 fps, por lo que el movimiento era menos fluido).

jueves, 15 de junio de 2017

El rey ha muerto. Larga vida al rey.

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Comparativa entre el Samsung Galaxy Note 4 y el Samsung Galaxy S7 Edge.


Abril 2016 - Junio 2017: Uno de los móviles que menos me ha durado y, sin embargo, uno de los mejores que he tenido. Ha llegado la hora de decirle adiós a mi muy querido Samsung Galaxy Note 4 (N910F). Una mala caída, acompañada de cierta patada involuntaria, hizo hace unos días que la platónica historia de amor entre el asfalto y mi pantalla pasara de las simples caricias a los más pasionales arañazos.

No era la primera vez que se caía (¡bastante bien ha resistido!). Yo lo achaco a su tamaño (que es más fácil que llamarse a uno mismo manazas): más incómodo de coger y ya demasiado grade de por si como para ponerle una funda adicional. Mala combinación. Tras varios intentos finalmente tuvo lugar lo inevitable.

El hecho es que el móvil continuaba funcionando, pero aunque siguiera siendo el mismo por dentro, yo ya no podía seguirle mirando a los ojos con la faz así de desfigurada. Era sólo cuestión de tiempo que terminara apareciendo "el otro".

"El otro" ha sido un Samsung Galaxy S7 Edge (SM-G935F). Llevo una semana con él, y os cuento un poco mis sensaciones en esta entrada.

Comparativa técnica

Sólo hace falta echar un vistazo a Kimóvil (me encanta esta página, gracias @Altair·Mikoto), para tener de un plumazo la comparativa entre los móviles que quieras a nivel técnico. No pretendo hacer un análisis exhaustivo, como es fácil encontrar por Internet, sólo dar unas pinceladas sobre sus características.


A primera vista, y a día de hoy (como lo fuera en su día el Note 4), el S7 es un 10 en calidad/precio.

  • Pantalla: Están muy igualados. Algo más grande y plana en el Note 4. Con más píxeles por pulgadas en el S7 y curva, que en mi opinión es por una parte más bonita, y por otra aparenta ser más pequeña.
  • Procesador:

    • Note 4 (Quadcore): 4 x Qualcomm Krait 450 @ 2649 MHz.
    • S7 (Octacore): 
      • 4 x ARM Cortex-A53 @ 1586 MHz
      • 4 x Samsung Exynos M1 @ 2600 MHz
  • RAM:
    • Note 4:  3Gb.
    • S7: 4 Gb.
  • Antutu:
    • Note 4:  ~60K.
    • S7: ~140K. 
  • Cámara:
    • Note 4: Mayor resolución (16 Mpx).
    • S7: Mayor apertura (mejor respuesta con poca luz). Mayor tamaño de píxel (menor ruido).

Feedback


Hasta este punto he comentado las características técnicas sobre el papel. Ahora daré mi opinión en esta semana de uso.

El Samsung Galaxy Note 4 ha sido un teléfono increíble, que bien podría haber seguido utilizando a gusto 3 años más por lo menos si no hubiera sufrido el percance de la pantalla. Un teléfono potente, con una cámara de muy alta calidad, una pantalla enorme en la que perderse y el S-pen (sí, esa chorradilla del lápiz para escribir en la pantalla, que a mi me tenía enamorado).

A la hora de usar el Samsung Galaxy S7 Edge, me he dado en cuenta que el tiempo no ha pasado en vano, y que las mejoras se han hecho notar. He de decir que la fluidez que presenta el S7 (mejor en procesador y RAM) no la tenía ya el Note 4, el cual tenía dificultades para mover ya algunas aplicaciones pesadas (esto no significa que no las pudiera mover, pero le costaba, y eso se notaba en el uso). Por poner algún ejemplo, había vídeos de realidad virtual que eran demasiado para el Note 4, y que el S7 reproduce sin dificultad. Otro ejemplo más relevante es el caso de la cámara: la apertura de la aplicación de la cámara en el S7 es casi inmediata, mientras que el Note 4 perdía unos segundos que eran vitales cuando querías fotografiar algo que estaba sucediendo de manera fugaz.

La chorradilla del "Edge": pues, como comentaba, esto tiene dos partes. He de reconocer que a mi me gusta el efecto inmersivo que tiene la pantalla cuando se dobla al llegar al borde, pareciendo que la imagen continúa más allá de lo establecido. La parte negativa es que, en mi opinión, hace parecer la pantalla más pequeña, porque el borde parece un adorno y lo que podríamos llamar "la pantalla efectiva" (lo que queda quitando el borde), se queda bastante pequeña. Es cierto que, para añadir argumentos a favor del Edge, le han metido aplicaciones que lo aprovechen. Me gusta lo que llaman "Contenidos Edge", que te permite colocar desde una regla que pueda medir con el borde del teléfono hasta otras muchas aplicaciones configurables que aprovechan un desplegable que hay en este borde.




¿Y la cámara entonces ha empeorado? Pues en mi opinión no. No he hecho un estudio cuantitativo de ello, pero he visto muchos análisis en profundidad y parece que apoyan esta opinión. Se ha reducido el número de megapíxeles de 16 a 12, habiendo aumentado el tamaño de los mismos. Esto implica que hay menos interferencia ente ellos y que las imágenes saldrán con menos ruido electrónico (aunque de menor resolución: al verlas en una pantalla con una resolución dada, a tamaño 1:1, las veremos un 25% más pequeñas). Además se ha aumentado la apertura máxima, lo que nos permite hacer mejores desenfoques selectivos y capturar mejor las imágenes con poca luminosidad.

Pero vamos al feedback tras su uso: mi impresión es que la cámara del S7 es maravillosa. ¡Ojo!, que la del Note 4 también pienso que era realmente buena, pero yo diría que han ido un paso más. Me encanta la viveza de los colores y lo bien que resuelve el HDR cualquier situación complicada de luz, así como algunos modos que he usado que me parecen interesantes, como las panorámicas (que permiten capturar además el movimiento según se hace el barrido, creando "fotos vivas").

Foto en condiciones favorables de luz. Atardecer con luz ligeramente inclinada respecto a la frontal. Llama la atención el color.

Foto a contraluz con HDR. Sale el sol directamente en el encuadre, pero la fachada no sale subexpuesta.

Foto en modo manual. Tú eliges todos los parámetros, e incluso enfocas con ayuda de un zoom de ajuste fino. Gracias a este modo solventé una situación de baja luminosidad que en el modo automático se intentaba solucionar subiendo el ISO, con su consecuente producción de ruido.

Foto panorámica. Se trata de un mural que ocupa toda la pared y que fue fotografiado haciendo un barrido completo. En el archivo original puede verse el movimiento de la perspectiva según la posición de la cámara en cada punto del barrido.

Mención especial se lleva la cámara lenta, realmente fluida, con 240fps sobre los 120fps que permitía el Note 4. Es una lástima que en el siguiente vídeo se haya producido una pérdida de calidad en el procesado que ha realizado YouTube.


Otro pequeño punto a favor del S7 es que han aumentado las opciones de personalización con Samsung Themes, cosa que estaba bastante limitada en el Note 4.

El tamaño del móvil ha sido un cambio con respecto al anterior. El S7 es más "teléfono", mientras que el Note 4 era más "phablet". Y esto no es mejor, ni peor: es distinto. Con el Note 4 la pantalla parecía enorme, pero era difícil de llevar encima, y creo que parte de este aspecto ha tenido que ver en su trágica caída. Espero que el S7 dure más.

miércoles, 14 de junio de 2017

Grabado en el Tiempo

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Algunas pinceladas sobre el grabado.
  • Recorrido por algunos de los grabados de Albrecht Dürer.

El otro día estuve dejándome arrastrar por esas traicioneras corrientes que te zarandean en un periódico ir y venir de olas digitales en el siempre imponente océano que es Internet. Naufragué en unas costas hasta ahora para mi desconocidas, mas lo que descubrí en ellas me dejó boquiabierto. Entre varios de su especie, había uno que ocupaba un lugar destacado en esta figurada tierra que se expandía ante mi. Hablo del arte del grabado, y en concreto, de cómo lo dominó Albrecht Dürer (conocido en España como "Alberto Durero").

Expreso de antemano mi incultura en el campo de lo artístico (así como en muchos otros). El grabado para mi es un gran desconocido, habiendo llegado incluso a confundir algunas de estas obras con dibujos a lápiz. Voy a intentar centrar un poco el tiro empezando por la base: ¿qué es un grabado?

Según la omnisciente Wikipedia:

"El grabado es una disciplina artística en la que el artista utiliza diferentes técnicas de impresión, que tienen en común el dibujar una imagen sobre una superficie rígida, llamada matriz, dejando una huella que después alojará tinta y será transferida por presión a otra superficie como papel o tela, lo que permite obtener varias reproducciones de las estampas."

Así que, efectivamente, no tiene nada que ver con un dibujo hecho a lápiz. Veamos algunos ejemplos:


El grabado cuenta con una larguísima historia escrita con grandes nombres de aquellos que han cultivado esta técnica, pero entre todos ellos, a mi me ha llamado la atención Albrecht Dürer. Así que, ¿quién fue Albrecht Dürer?

Albrecht Dürer fue uno de los artistas más relevantes del Renacimiento alemán. Nació en Núremberg en 1471 y murió en la misma ciudad el año 1528.

En una temprana etapa de su vida, en la que se estaba formando como artista en el sur de Alemania, había por la zona un gran auge de la xilografía como método de reproducción de obras gráficas para publicaciones. Es muy posible que adquiriese en este contexto sus primeras nociones sobre el grabado en madera.

En el año 1498 alcanzó gran relevancia su obra "Apocalipsis", en la que se mostraban quince estampas entre las que estaban las que se muestran más abajo.




Sin embargo, no es hasta 1513-1514 cuando crea las llamadas "Estampas Maestras" (buril sobre plancha de metal), las cuales marcan realmente la diferencia debido a su nivel de detalle y a la riqueza de su lenguaje simbólico. Estas serían tres:








Esta última es sin duda mi preferida del autor. A parte de mi interés personal por el diablo a través de la cultura, me deja impresionado el nivel de detalle: la musculación del caballo, la decoración de la armadura, el castillo al fondo, la calavera a modo de vanitas, etc.

Os dejo para finalizar con algunas otras obras que he encontrado de este autor y que me han gustado.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...