lunes, 24 de agosto de 2015

La Cueva del Malvecino

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Breve descripción sobre las cuevas de Los Cerros.
  • Fotografías de la cueva del Malvecino.

En el parque de Los Cerros de Alcalá hay dos cuevas conocidas entre los visitantes, ambas bajo cerros carismáticos que marcan el perfil de la zona: la del Malvecino y la del Ecce Homo.

No es la primera vez que hablamos de estas cuevas en Astaroth's World. La mayor de ellas es la que está bajo el cerro del Ecce Homo, y es conocida como la "Cueva de los Gigantones" o "Cueva del Champiñón". Esta es, sin duda, la más interesante de ambas debido a su tamaño e historia, que incluye diversas leyendas y el hecho de que fuese utilizada como un refugio para los bombardeos de la Guerra Civil. El problema de esta cueva es que el acceso es bastante complicado puesto que la mayoría de las entradas están derrumbadas, y hay cierto peligro de desprendimientos. En este vídeo de GrupoContexto se puede ver una buena aproximación a estas cuevas sin necesidad de arrastrarse por el barro de la entrada.

La cueva del Malvecino está situada en la ladera norte del cerro, siguiendo la Ruta del Castillo. Es de fácil acceso, con una entrada amplia que, si bien no se puede pasar completamente erguido, no es difícil introducirse agachado. Su mayor cercanía y visibilidad, y sus facilidades para acceder hacen de esta cueva un lugar muy fácil de visitar para cualquiera sin necesidad de ninguna experiencia previa. Este fin de semana estuve en ella y os traigo un par de fotos que han motivado esta entrada.



El problema de esta cueva es que, debido precisamente a su facilidad para encontrarla y acceder a ella, es testigo constante de botellones y otras actividades que dejan como huella un notable cúmulo de basura (botellines, cristales, latas, restos de antorchas y barbacoas, preservativos, etc.).

Para más información sobre las cuevas, podéis leer el artículo de la Lista Roja del Patrimonio Complutense sobre ellas.

jueves, 20 de agosto de 2015

Alcalá, 1565

Qué encontrarás en esta entrada?
  • Dibujo de Alcalá de Anton van der Wyngaerde.
  • Análisis de la ilustración.
  • Comparación con la época actual. 

Acabo de leer en el Diario de Alcalá que "la primera gran 'foto' de Alcalá cumple 450 años". El entrecomillado de la palabra "foto" viene a que, en realidad, se trata de un dibujo. Uno encargado del rey Felipe II que llevó acabo el dibujante flamenco Anton van der Wyngaerde (conocido en España como "Antonio de las Viñas").

Dibujo de Alcalá de Henares realizado por Anton van der Wyngaerde para Felipe II en 1565

La imagen es realmente impresionante. Yo ya la conocía, pero no la había visto hasta ahora en alta resolución. El detalle del dibujo es asombroso, dándonos una visión histórica detallada de cómo era Alcalá por aquel entonces.

Aproximadamente la zona encerrada dentro de la muralla en un mapa de Google actual

Vemos el Palacio Arzobispal, que era por entonces la residencia del arzobispo de Toledo.

Detalle del Palacio Arzobispal (1565)

Palacio Arzobispal (2012)

También se observa (tal y como analizan desde la página Dream! Alcalá), que la actual Plaza de Cervantes, centro actual de la ciudad, donde está emplazado el ayuntamiento hoy en día, realmente no existía por aquel entonces.

Plaza Cervantes (2013)

El privilegio de ser el centro de la ciudad recae sobre la Catedral Magistral.

Detalle de la Catedral Magistral (1565)

Fachada oeste de la Catedral Magistral (2013)

El dibujo está realizado como una vista aérea desde Madrid hacia Alcalá (de oeste a este), así que lo primero que encontramos abajo del todo es una avenida que da a parar a la muralla. Esa es la Puerta de Madrid.

Detalle del emplazamiento de la actual Puerta de Madrid (1565)

Puerta de Madrid (2012)

Según Dream! Alcalá, en las cercanías de esta puerta, al exterior de la muralla, estaba la denominada "Posada del Diablo". Hoy hay un local en la misma zona con el mismo nombre.

Siguiendo la calle por la que entraríamos desde Madrid, llegamos a una gran calle central. Esta sería la actual Calle Mayor

Detalle de lo que hoy sería la Calle Mayor, y parte de la Calle Libreros (1565)

Calle Mayor (2012)

El cambio entre la Calle Mayor y la Calle Libreros se hace en la actual Plaza de Cervantes que, como hemos comentado, no existía en 1565, pero estaría situada al lado de la actual Plaza de San Diego, la plaza de la Universidad Cisneriana, a la cual también podemos ver en la ilustración.

Detalle de la Universidad Cisneriana (1565)

Universidad Cisneriana de Alcalá de Henares (2015)

Un poco al suroeste de ésta última, tenemos la Iglesia de Santa María. Tras la guerra civil, un incendio destruyó parte de ella, separando la Capilla del Oidor (donde fue bautizado Miguel de Cervantes) de la Torre de Santa María.

Detalle Iglesia Santa María (1565)

Torre de Santa María (2013)

Yendo hacia los cerros, me ha llamado enormemente la atención el detalle de Alcalá La Vieja.

Detalle de Alcalá la Vieja (encima del cerro) y la Ermita de Ntra. Sra. del Val (bajo el cerro, al otro lado del río) - 1565

Alcalá la Vieja (2015)

Ermita de Ntra. Sra. del Val (2012)

Si hace poco hablábamos del estado de conservación de este yacimiento, aquí podemos constatar el tremendo tamaño que tenía en 1565. En nuestros tiempos, anteriormente a 2008 sólo eran visibles dos torres medio derruidas de este enclave. Tras la restauración de los años posteriores (2009-2013) ahora podemos ver algo más. En el dibujo de 1565 se aprecia cómo claramente Alcalá la Vieja ocupaba toda la superficie del Cerro del Castillo.

El castillo pasó de manos árabes a cristianas en el s.XII. A partir de entonces la población fue migrando al otro lado del río, en el valle, construyendo la ciudad cristiana que es base de la actual Alcalá. Pese a ello, la fortaleza no se abandonó por completo, habiendo constancia de reformas en ella hasta el s.XV (un siglo antes de la realización del dibujo).

Siguiendo con los cerros, se puede distinguir la orografía del lugar, la cual es resistente al paso de los siglos. Vemos en concreto los cerros del Ecce Homo y Malvecino, constantes en nuestros paseos por el parque de Los Cerros de Alcalá.

Detalle del Ecce Homo, o Cerro de la Vera Cruz (1565)

Detalle del Malvecino (1565)

Fotografía del parque de Los Cerros en la que se ven el Ecce Homo y el Malvecino (2013)

Fotografía del parque de Los Cerros en la que se ven el Ecce Homo y el Malvecino (2010)

El último detalle curioso que comentaré es el del Molino del Borgoñón (o del Colegio). Ecologistas en Acción de Alcalá de Henares, en su excelente labor de documentación histórica sobre la ciudad, nos habla de este molino. Con origen en fecha desconocida, hay referencias a él desde 1509, en relación con la adquisición por parte del Cardenal Cisneros para el abastecimiento del Colegio de San Idelfonso. Este molino también es visible en la detallada ilustración de Anton van der Wyngaerde.

Detalle del Molino del Borgoñón (1565)


Molino del Borgoñón (2012)

En definitiva, una ilustración impresionante que nos muestra una detallada foto del momento histórico por el que pasaba la ciudad complutense en 1565, mucho antes de que se inventara la fotografía.



Fuentes:

viernes, 14 de agosto de 2015

Hasta la vista, Dashboard!

Qué encontrarás en esta entrada?
  • ¿Cómo subdividir un terminal Shell Linux?
  • ¿Cómo hacerse un dashboard con la monitorización del sistema?

Mi reciente cumpleaños ha venido acompañado de un monitor de 27 pulgadas que ridiculiza enormemente mi antigua pantalla de formato cuadrado. Sin embargo, no he querido relegarla a un rincón del olvido, y la he conectado igualmente, aunque no sé muy bien qué uso darle.


Una de las posibles aplicaciones que pensé fue la de monitorización del sistema. Me pregunté: "¿y si me hago una especie de cuadro de mando con los parámetros del equipo actualizados cada cierto intervalo?" Tras considerar varias alternativas, llegué a la conclusión de que lo más fácil sería utilizar una consola que pudiese subdividirse a mi antojo, mostrando en cada una de las partes la información que yo quisiera.

Existen varias opciones para cumplir con lo dicho anteriormente, pero la primera con la que me topé fue con... TERMINATOR. Terminator es una consola para gnome que nos permite ejecutar nuestros comandos como cualquier otra, pero que tiene un sistema de perfiles y diseños que permite la personalización del aspecto. De una manera intuitiva y gráfica (mediante el ratón) se puede subdividir la ventana en horizontal y en vertical como queramos, guardando la configuración en un diseño o "layout" cuando lo hayamos dejado a nuestro gusto. Después, en la configuración de diseños (layouts), tenemos la opción de meter un "custom command", es decir, una línea de comandos personalizada con el conjunto de órdenes que queramos que se ejecuten en cada ventana subdividida.


Una vez hecho esto, la información se guarda en un archivo de configuración llamado:

$HOME/.config/terminator/config

También podríamos optar por modificar directamente este archivo si conocemos su sintaxis.

Con esto, hacemos que al abrir Terminator con uno de sus diseños precargados nos aparezca una pantalla subdividida en la cual se ejecuten los comandos que hayamos dispuesto en cada subdivisión.

Un comando de ejemplo podría ser "top", y mostraría a tiempo real los procesos ejecutándose. Si nos vamos a una estructura un poco más compleja, yo había pensado en algo como esto:

k=1; while [ $k = 1 ] ; do clear; echo "TEMPERATURAS (actualizado a las $(date +%H:%M)):"; echo "---------------------------------------" ; echo "" ; sensors | grep ".*Temperature:" ; sleep 30 ; done

La línea realiza un bucle infinito en el que, cada 30 segundos, mira las temperaturas de la CPU y la placa base utilizando el programa "sensors" que ha de estar instalado previamente. Combinando varias líneas de este estilo, obtenemos un cuadro de mandos (o dashboard) con la estructura e información que deseemos. Ideal para mantener siempre en una pantalla auxiliar de pequeño tamaño.


Una vez guardad toda esta información en la configuración del diseño ("layout"), podemos ejecutar Terminator simplemente con un comando del tipo:

terminator -f -l Dash

El apéndice "-f" es de fullscreen (pantalla completa) y "-l Nombre_de_tu_diseño" es para cargar el "layout" que hayas configurado con anterioridad (en mi caso se llama "Dash").